9 principios para recaudar fondos como iglesia

La recaudación de fondos en una iglesia o un ministerio cristiano para un causa o necesidad espec...

La recaudación de fondos en una iglesia o un ministerio cristiano para un causa o necesidad específica dentro o fuera de la Iglesia es una práctica que se conoce desde tiempos bíblicos. Los emprendimientos caritativos que desarrollan las iglesias evangélicas deben ser sustentados y la manera de hacerlo es buscar los fondos en las filas de los miembros de la Iglesia. La tarea de la recaudación de fondos es un trabajo administrativo que necesita ser bien planificado, ejecutado con voluntarios convencidos de la causa y finalmente el resultado debe ser presentado a los donantes, es decir a la iglesia. 
Queremos iniciar una serie de artículos acerca de este tema para apoyar a las Iglesias y los ministerios cristianos a crecer en sus actividades de recaudación de fondos. Mas que ideas de como recaudar, queremos presentar prinicipios para una recaudación de fondos efectiva.

Una de las organizaciones evangélicas de ayuda y desarrollo reconocidas a nivel mundial es Tearfund. Con su revista Paso a Paso que se traduce a varios idiomas y que llega a varios países Latinoamericanos, han realizado un importante aporte a la difusión de conocimientos y principios bíblicos relacionados a la administración sustentable de proyectos eclesiales y comunitarios. En esta ocasión quiero compartirles un resumen de los 9 principios para recaudar fondos, del artículo titulado: „Una manera cristiana de recaudar fondos“ elaborado por Tearfund. El artículo completo de 11 paginas puede descargar en formato PDF nuestro sitio www.LiderazgoPastoral.com: 

 PRINCIPIO 1 – EDUCAR 
 La educación puede ser una manera efectiva de obtener el interés en nuestro trabajo y la donación de fondos. Los donantes van a estar más dispuestos a dar si expresamos de manera específica cuáles son las necesidades. 

PRINCIPIO 2 – PREGUNTAR 
 Con frecuencia los materiales educativos o folletos son suficientes para animar a posibles donantes a hacer contribuciones a nuestro proyecto. Sin embargo, a veces necesitamos pedir apoyo directamente, ya que algunas personas no están seguras de cómo ayudar. La organización o la iglesia deber ser específica en cuanto a lo que pide. Si la gente tiene una idea clara de exactamente qué ayudará a financiar con su dinero y cómo afectará las vidas de otros, estará más dispuesta a dar. 

PRINCIPIO 3 – TENER UN ACERCAMIENTO DE PERSONA A PERSONA 
 La recaudación de fondos está íntimamente vinculada con las relaciones interpersonales. Nuestro objetivo debe ser formar buenos vínculos entre los donantes, la organización y la gente a la que servimos. Esto puede llevar mucho tiempo pero vale más la pena y es más efectivo. Tenemos que mostrarle a los donantes que aquellos a los que servimos son personas específicas y no simplemente una cierta categoría de gente que recibe apoyo de los donantes. Además, si deseamos que los donantes nos confíen su dinero, nos tienen que ver como confiables en el manejo del dinero, profesionales en la administración y como personas al mismo tiempo. 

PRINCIPIO 4 – ENTENDER EL PUNTO DE VISTA DEL DONANTE 
 Por lo general los donantes tienen dos razones principales por las cuales contribuyen a nuestro trabajo: (a) Confían que usaremos su dinero sabiamente. (b) Piensan que su contribución afectará las vidas de las personas. Siempre también hay interesados que no pueden dar dinero. A ellos podríamos invitarlos a dar de su tiempo o participar en el trabajo de nuestra organización mediante la oración. 

PRINCIPIO 5 – BUSCAR DONANTES CON BUENA ETICA 
 Puede ser muy tentador ir tras fuentes fáciles de financiamiento o aceptar cualquier dinero que nos ofrecen con tal de maximizar nuestros recursos. Sin embargo, en los casos de donantes que dan sumas grandes de dinero, especialmente empresas, es importante ver la influencia que va a tener el donante y que compromiso hay con el. 

PRINCIPIO 5 – AGRADECER 
 Este puede parecer un principio evidente, pero el agradecimiento se torna difícil a medida que aumenta el número de donantes. Decir gracias y mostrar que valoramos la generosidad del donante no es sólo cuestión de buena educación, sino que es fundamental si es que los donantes nos van a dar dinero nuevamente. 

PRINCIPIO 7 – INVERTIR TIEMPO Y DINERO EN CONSERVAR EL VINCULO CON DONANTES 
 Para crear una base estable de financiamiento necesitamos donantes que donen dinero repetidamente. Para que los donantes que han hecho una primera contribución lleguen a ser donantes regulares, debemos agradecerles su donación y mantenerlos informados sobre cómo se está utilizando su dinero. 

PRINCIPIO 8 – MANTENER UNA BUENA IMAGEN 
Una buena imagen nos ayudará a retener a los donantes y a atraer a nuevos. Es mucho más probable que las personas den dinero a un proyecto o iglesia de la cual han oído hablar y que tiene el respeto de la comunidad. Nuestra imagen es tan importante como la calidad de nuestro trabajo y de nuestros métodos de recaudación de fondos. 

PRINCIPIO 9 – ESTAR DISPUESTOS A RENDIR CUENTAS 
Cuando los donantes financian nuestro trabajo, esperan que usemos el dinero con sabiduría. Si lo hacemos, nos confiarán su dinero nuevamente. Pero si no lo usamos sabiamente, no tendrán interés en financiar nuestro trabajo en el futuro y podríamos ganarnos una mala imagen. Al rendir cuentas a nuestros donantes también estamos dando cuentas a Dios por lo que él nos ha provisto. 

Descarga el artículo completo „Una manera cristiana de recaudar fondos“ elaborado por Tearfund, en PDF aquí
Visita la revista PASO A PASO de TEARFUND y lea todas las ediciones anteriores aquí.

Related

Finanzas 5701515454203483729

Publicar un comentario en la entrada Default Comments

  1. Anónimo21/4/12

    bendiciones hermanos DIOS les siga dando sabiduria

    ResponderEliminar

emo-but-icon

Plataformas Sociales

.

Nuevas Publicaciones

Artículos aleatorios

Notificaciones

Anuncios externos

:: See more at: http://www.exeideas.com/2014/04/awesome-exe-style-pop-up-v-4.html#sthash.IDOrAU8Z.dpuf
item